Regreso caceria por Africa

Al regreso de su primer viaje de cacería por Africa, un hombre contaba a sus amigos: el primer día fuimos la pasamos en una explanada, y ya por la tarde habíamos cazado un jaguar, dos liebres y un minoplis. El segundo día, fuimos a la montaña, y tiramos dos jabalis, un rinoceronte y tres minoplises. El tercer día, entramos al bosque y matamos un tigre, dos leopardos y dos minoplises. Uno de los amigos que le escuchaba le pregunta, inquieto: pero ¿qué son los minoplises? Bueno, son unos animales raros, que andan en dos patas, y apenas le vas a disparar se ponen a decir ¡mi no plis, mi no plis!.








Usamos cookies propias y de terceros para mostrar publicidad personalizada según su navegación. Si continua navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Politica De Privacidad